jueves, 31 de marzo de 2011

pero encontrándome, te encontrarás



estrella diurna que asoma
sobre las aguas densas de ese Mar
piedra brillante que cayó
del ojo feroz de la pirámide

surge
de la víbora y de la luna creciente:
manzana que eternamente devoras
para siempre en tu mano. Dondequiera
que camines te rodeo de los cuatro elementos:

                                    la tierra de mi terror
                                    el agua de mi dolor
                                    el aire de mi vuelo eterno
                                    & mi lujuria/ el fuego

Soy niño que canta
ileso en la caldera de tu carne.


Tierra azul soy & jamás en este mundo
he estado desnudo
Luz azul soy, que corre
como el tuétano en la línea delgada de tu aliento

yo congelo
los nenúfares en el estanque turbio
yo lanzo
las astillas del alba como agonía

                                                          noche abajo











Versión en castellano de Sandra Toro


DIANE DI PRIMA (LOBA, Penguin Books, 1998).