lunes, 21 de marzo de 2011

¿Y van a cazar a la Loba?..


Y, ¿van a cazar a la Loba?
Estúpidos, ¿van a usar
lanza, arpón o flecha, pistola o
boomerang? ¿Creen que van a atraparla
con las redes del amor? Ella monta
la luna creciente como una balsa
en la corriente tormentosa del cielo
¿Van a ir a pescarla? ¿Esperan
abrigarse con su piel
el invierno que viene?

¿Sueñan
con masticar pedazos de su carne
darle vuelta las tripas, chuparle el jugo
a su gran hígado oscuro? ¿Van hacerse un gorro
con su estómago y con sus vértebras un collar?

Miren, se acuesta boca arriba en la arena como una mujer
el enorme saguaro se inclina ante ella, su grito de amor
oscurece la meseta. El aire del desierto se torna negro.
Ahora se levanta, como el sol, mueve
la cola, él es su nube negra, es el
Señor Peyotl, sonriendo. Corren
de la mano más allá del vítreo filo amarillo
del horizonte. . . .

¡Tras ella! Dientes de ballena & caracoles
tintinean en la cacería, los caballos
se vuelven cardos rodantes, las montañas
el olor de su aliento, una vez más está escrito
NOLI ME TANGERE. en piedras preciosas
sobre el cielo.









*N. de la T.: «Noli me tangere» (literalmente “no me toques”) es la frase pronunciada, según el evangelista San Juan, por Cristo resucitado después de su aparición a María Magdalena









Versión en castellano de Sandra Toro

©DIANE DI PRIMA (LOBA, Penguin Books, 1998).