lunes, 21 de marzo de 2011

Ella es el viento que nunca dejas atrás...



ella es el viento que nunca dejás atrás
el gato negro que mataste en un baldío, es
el olor a maleza del verano, la que acecha
a los niños en los armarios abiertos, ella tose
en la habitación de al lado, silba, anida en tu pelo
es el rostro
                     íncubo en la ventana
                                                             es
la arpía en tu escalera de incendio, la figurita de mármol
tallada sobre la chimenea.
                                                    Ella es la cornucopia
que gime en la noche, la garra
que no se puede cortar, los límpidos ojos negros
de una loca que canta villancicos detrás del alambrado, ella es
el silbato en tus despedidas.
El grano negro del jade verde, es el sonido
del koto mudo, el tapiz
que se quemó
                        en tu cerebro, la capa de plumas
incendiada que te arrebata
                                              de las colinas
mientras corrés en llamas
                                              hacia

                                                        el océano negro









©Versión en castellano de Sandra Toro

DIANE DI PRIMA (LOBA, Penguin Books, 1998).