domingo, 3 de abril de 2011

LAS TRETAS: un cuento de coyotes


   A veces levantás la trampa &
corrés con el metal entre los dientes,
   A veces es mejor arrancarte la pata
a mordiscos.
   En ese caso hay que tener en cuenta
el rastro de sangre.
   A veces es mejor no comer
por semanas, la carne está envenenada,
y hay que esperar
   sabiendo que las criaturas no son
constantes, que olvidan. O se van.
Esto es difícil de explicar
a los cachorros.
   Seguí en la dirección del viento, pegado
al agua; viajá con la niebla espesa
o la oscuridad de la luna.

   Después vendrán tiempos seguros
para congregarnos en la nieve
   bajo los gigantescos árboles secos
& que cada uno sea una llama,
   una ofrenda a la luna.
   En esos tiempos no es necesario
cantar.





Versión en castellano de Sandra Toro


DIANE DI PRIMA (LOBA, Penguin Books, 1998).