miércoles, 18 de mayo de 2011

Pero no podemos...




revertirlo. Regresa. Es imposible

imposible, amado, puedes volverte

fuente (para mi) . Y yo

para tí. Musa, misterio. Esos

dedos largos y

elegantes, trazos del hálito

eterno en tu contacto, en el ritmo

del amor. Es imposible que me guíes

a casa, amado. Así que he de ser yo

el Lugar de mi búsqueda mientras para tí

suelo soy. El rastro &

la vieja huella están en mí, el mapa

de mi carne. Y la Búsqueda

termina para mí (y para tí) en esta

Rosa mustia.









DIANE DI PRIMA (de "Loba", Penguin Books, 1998) 
(Las versiones en castellano son mías)