miércoles, 1 de junio de 2011

NATIVIDAD


los grillos indestructibles que
derribaron al Gran Lobo Fenrir
habían sido forjados con astucia por Loki
a partir de:
la pisada de un gato,
las raíces de una roca
la barba de una mujer
el aliento de un pez
la saliva de un pájaro...
(El Edda)


1.



Maderos oscuros de los bosques perdidos caen sobre mi cama.

Mis cabellos se erizan, no duermo ¿Me engrillarán

con la garra de un gato, la raíz de una roca, la barba

(oh vergüenza) de una mujer? Me ataron

c/ correas de cuero a una cama de parto. No pude

gritar. Contra mi boca esclava empujaron 

la máscara de gas. No pude

voltear la cabeza ¿Me engrillaron

c/ el aliento de un pez? ¿Ese aire envenenado? No pude

voltear la cabeza, ni la mano, ni la pierna

forzada así. Me arrancaron el niño. ¿De quién?

¿Qué bestia es esa que respira cerca? ¿De qué

recinto real o templo saqué esta

carne esclava? El aliento de un pez, la saliva

de un pájaro. Tan delicado & lento. Las aves marinas lloran

ante la luna llena. Yo no. No pude.

Alimentado a regañadientes

con sopa magra & leche rancia ¿Qué príncipe

engendró a esta pulga? Silencio

gomoso como queso. Bestias amables rodeándome: Mujeres

conocedoras del ultraje. Cada niño aquí es

un principito, envuelto & numerado. Respiramos

en nuestros trapos para darnos calor.








DIANE DI PRIMA (de "Loba", Penguin Books, 1998) 
(Las versiones en castellano son mías)